De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas

La colección de pieles humanas tatuadas de Fukushi

Pon tu piel en un museo

La famosa revista estadounidense Life, publicaba en su edición del tres de abril de 1950 un artículo de tres páginas sobre el universo del tatuaje en Japón, en éste se mencionaba una colección “bizarra” de pieles humanas completamente tatuadas en “colores vividos”.

Con el arte en la piel

La famosa revista estadounidense Life, publicaba en su edición del tres de abril de 1950 un artículo de tres páginas sobre el universo del tatuaje en Japón, en éste se mencionaba una colección “bizarra” de pieles humanas completamente tatuadas en “colores vividos”. La polémica muestra, compuesta por 38 piezas, estaba comisariada por el doctor Seiischi Fukushi, considerado por aquel entonces una “autoridad mundial” en el tema. El reportaje subrayaba en un tono casi jocoso que el mismo Fukushi era el encargado de la selección y extracción de las pieles.

De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas
De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas

Wear Your Dreams, un libro sobre tatuajes

Donald Ed Hardy recoge en su libro Wear Your Dreams: My Life in Tattoos su experiencia en Tokio en la casa de los Fukushi, a la que describió como “estilo Familia Adams”. Según Hardy, Fukushi trabajaba en un hospital público y llegó a pagar a personas de pocos recursos para que terminaran sus tatuajes con la condición de permitirle “cosechar” su piel, por supuesto, una vez fallecidos.

De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas
De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas

La extracción y conservación de la piel tatuada

Apoyado en sus conocimientos medicos, Fukushi, había depurado una técnica única de extracción y conservación de la piel tatuada. La colección personal de los Fukushi constaba de 105 pieles humanas tatuadas. Sin contar las 3.000 fotografías con “extensas anotaciones” perdidas durante la Segunda Guerra Mundial.

De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas
De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas
De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas
De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas

Exposiciones permanentes de pieles tatuadas

En la actualidad existen exposiciones permanentes de pieles tatuadas en museos de todo el mundo. Recientemente han surgido compañías como la holandesa Walls and Skin que a través de su Fundación “aceptan” la donación de tu piel tatuada para su “preservación”.

De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas
De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas

El tatuaje más antiguo del mundo

Motivado por diferentes razones el ser humano se ha tatuado siempre, de una u otra forma. El registro más antiguo le pertenece a Ötzi, un hombre que vivió y murió en los Alpes italianos hace más de 5.000 años. Los 61 tatuajes que el famoso “Hombre de hielo” tiene repartidos entre espalda, piernas y pies pueden verse en su cuerpo embalsamado en la instalaciones del Museo Archeologico del Alto Adige en Italia. Sin duda, la tradición del tatuaje a avanzado mucho, tanto cultural como tecnológicamente desde la época de Ötzi; mutando, evolucionado, reinventandose una y otra vez hasta alcanzar un lugar privilegiado en la historia de la humanidad.

De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas
De Ötzi a Fukushi, una colección de pieles tatuadas

Autor: Cristóbal Páez

Nació en Argentina a finales de los años setenta a orillas de la cordillera de Los Andes entre caña de azúcar, limones y una dictadura que ya despuntaba sus últimas locuras. Terminó la escuela como pudo y con 18 años se largo a viajar. Se unió a un circo en Buenos Aires, tocó el charango en las calles de Arequipa, comerció fósiles en el desierto de Atacama, vendió anillos en Rio y semillas para brujerías en La Paz. Llegó a la Europa de las vacas gordas y entre brindis y trasnochadas las vio adelgazar. El amor a las letras lo arrinconó en una de las esquinas de la vida, y con casi 34 años y la medida justa de rabia, fundó Verböten para escribir hasta morir o hasta que la tinta se acabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *