Sir Geoffrey Charles Hurst marcó el “gol fantasma“ en la final del Mundial de 1966 en la que el local, Inglaterra, le ganó a Alemania por 4 a 2.

Fútbol moderno, tecnología o espíritu

El fútbol en su inevitable cruce con el avance tecnológico

De a poco el fútbol, con su aura conservadora, va cediendo en el pulso que juega contra la tecnología. Hace años que se debate sobre si resolver los fallos dudosos con el apoyo de la tecnología desvirtúa o no el espíritu deportivo.

¿Desvirtúa la tecnología el espíritu deportivo?

De a poco el fútbol, con su aura conservadora, va cediendo en el pulso que juega contra la tecnología. Hace años que se debate sobre si resolver los fallos dudosos con el apoyo de la tecnología desvirtúa o no el espíritu deportivo. Hay quienes ven el tándem fútbol–tecnología como poco menos que la antesala a poner el alma del balón al fuego.

La bola inteligente fue probada por primera vez en la Copa Mundial de Fútbol Sub-17 celebrada en Lima, Perú, en septiembre de 2005.
La bola inteligente fue probada por primera vez en la Copa Mundial de Fútbol Sub-17 celebrada en Lima, Perú, en septiembre de 2005.

Para los puristas del deporte rey

Para los puristas, la contienda ya se encuentra en el tramo descendente de la parábola. Aunque la introducción de la tecnología en el fútbol es casi tan vieja como el propio deporte: en 1930 el balón evolucionó cuando en Argentina se inventó la pelota sin costura. Si bien, a la distancia, parece tratarse de un cambio mínimo, la invención fue revolucionaria. Otros progresos tecnológicos, tal vez no tan significativos, se fueron incluyendo con el rodar del balón en la historia. Desde los guantes que ahora cubren las manos de los porteros hasta la personalización del calzado, pasando por el uso de camisetas de microfibra de poliéster.

Antoni Ramallets i Simón, nacó el 1 de julio de 1924 en Barcelona (España). Fue portero del Fútbol Club Barcelona.
Antoni Ramallets i Simón, nacó el 1 de julio de 1924 en Barcelona (España). Fue portero del Fútbol Club Barcelona.

Para quienes están en contra

Estas filtraciones tecnológicas se fueron sucediendo sin mayores quejas. Para quienes están en contra, lo inadmisible es que la tecnología le brinde soporte en sus decisiones al árbitro. En ese acto de optimización de la justicia estaría la pérdida de la humanidad de este deporte. Y durante años se fue formando una resistencia que soportó estoica incluso en tiempos globales y de hiperconexión. Pero la resistencia empezó a ceder: primero fue el spray que usan los árbitros para marcar el lugar exacto donde ocurrió una falta o en el que debe ubicarse la barrera; más tarde se introdujo un kit integral de comunicación para el equipo arbitral.

El 15 de junio del 2014 Karim Benzema convirtió en el Mundial de Brasil el primer gol oficial convalidado a través del sistema de detección automática de goles (DAG).
El 15 de junio del 2014 Karim Benzema convirtió en el Mundial de Brasil el primer gol oficial convalidado a través del sistema de detección automática de goles (DAG).

La validez de un gol ocurrido medio siglo atrás

Recientemente, el canal de deportes más importante en el Reino Unido confirmó definitivamente la validez de un gol ocurrido medio siglo atrás. El famoso “gol fantasma“ del inglés Geoff Hurst, la jugada dudosa por antonomasia del fútbol mundial, había sido gol legal. El trabajo arqueológico, la reconstrucción de los hechos para poder llegar a la verdad de esa jugada, se le encargó a Sky Sports, un medio acostumbrado a resolver este tipo de litigios en la Premier League. Y así, la aplicación de software a imágenes añejas, determinó el fin del misterio. Las ligas de Inglaterra y de Francia ya le han dicho sí a la tecnología de la línea de gol, argumentan que es “una pieza ideal“ para introducir en el fútbol. En este contexto en el que el fútbol parece estar adaptándose al avance vertiginoso de la tecnología, algo que en otros deportes ya está extendido, tal vez sea descontracturante recordar que Hurst, el propio autor del “gol fantasma“, durante años sostuvo que “el balón nunca cruzó la línea“. La pelota es irónica.

Sir Geoffrey Charles Hurst marcó el “gol fantasma“ en la final del Mundial de 1966 en la que el local, Inglaterra, le ganó a Alemania por 4 a 2.
Sir Geoffrey Charles Hurst marcó el “gol fantasma“ en la final del Mundial de 1966 en la que el local, Inglaterra, le ganó a Alemania por 4 a 2.

Autor: Nacho Lopez

Nacho Lopez nació en el sanatorio Mitre un 19 de noviembre. Después, otro día, nació el escritor. En Buenos Aires cursó el primer año de Comunicación Social en un pequeño edificio, en la localidad de Merlo, que tuvo sus mejores épocas como bailanta tropical. Los años siguientes fueron en una antigua fábrica textil provista de aulas magnas con enormes ventanales industriales. Recordando a menudo esa extraño y noventoso modo de asignación edilicia argentino, ya en Barcelona, asistió a un puñado de cursos de narrativa en diversas aulas y bibliotecas de la ciudad condal, en la que actualmente vive y de la que a veces piensa con alivio: “ésta no va a poder conmigo”. Le gustan los libros, prefiere los de papel. Escribe en Verböten sobre libros o sobre la trascendencia de estos, sobre los autores de esos libros, acerca de su definitivo impacto.

1 opinión en “Fútbol moderno, tecnología o espíritu”

Comentarios cerrados.