Edgardo Bauza, entrenador y humorista

El técnico albiceleste deja boquiabiertos a los periodistas con sus declaraciones tras el mamarracho frente a Chile

La selección Argentina ofreció ante Chile su peor performance del siglo, ganó por la mínima gracias a un penal dudoso ante una selección chilena diezmada y terminó pidiendo la hora en Buenos Aires ¿Saben cuál fue la conclusión de su entrenador, Patón Bauza?

Tocó fondo, la Argentina de Bauza no da para más

La selección de Bauza besa la lona en el Mineirao y Rusia se aleja.

La selección Argentina de Edgardo Bauza sufre en Brasil una derrota muy dolorosa por las condiciones en las que se da y se hunde en una espiral de depresión y de pobreza futbolística.

Como perros en bote, Argentina-Paraguay

La Argentina de Bauza no encuentra el rumbo y Rusia se pone en duda

Frente a Paraguay, ante su gente, Argentina cerró una doble fecha lamentable. Bauza no le encuentra la vuelta y Messi se hace cada vez más imprescindible en el equipo.

Argentina: fútbol acéfalo

En casa de herrero...

Mientras los directores técnicos argentinos triunfan en seleccionados y clubes de todo el mundo, la propia selección Argentina no le encuentra la vuelta al asunto y en la AFA no tienen ni idea de quién va a dirigir tácticamente a Messi (cuando vuelva) y compañía.

El equipo ideal, una distinción perezosa

La lógica aplicada al fútbol, a veces, nos confunde

La lógica aplicada al fútbol, a veces, nos confunde. Armar el once ideal de un torneo con un combinado caprichoso de campeones primero, y subcampeones para rellenar después, suena por lo menos a trámite perezoso.

El fin del sueño de la generación de Messi

Pelota herida

A la renuncia de Leo Messi a la selección se le sumó la de Gerardo Martino. El genio fuera de juego, el resto de los jugadores deprimidos, la máxima entidad del fútbol del país descontrolada y una afición decepcionada y hostil. La AFA, tambaleante desde la muerte de Julio Grondona dos años atrás, es el mango de una sartén a fuego vivo. La transición, el after Grondona, hace sangrar la pelota en el país que marchaba primero en la clasificación de la FIFA y donde el mejor del mundo ya lleva nacido dos veces.