Roberto Bolaño a diez años de su muerte

A diez años de su muerte

La muestra del CCCB Archivo Bolaño (1977-2003) nos acerca la cocina literaria de Roberto Bolaño a diez años de su muerte

Dice el cuento que hay un escritor chileno que vive en Girona a principios de los años 80, es más pobre que una rata y casi no tiene amigos. Arturo Belano, que así se llama, escribe y escribe. Además, cada tanto, envía sus cuentos a pelear a los concursos de provincias, unas veces gana, otras no. Y una vez gana. El cuento ganador de Bolano se llama El contorno del ojo -o Diario del oficial chino Chen Huo Deng, 1980- y se lleva el cuarto premio del concurso literario organizado por el Ayuntamiento de Alcoy. Tiempo después Belano recibe el dinero del premio -diez mil pesetas- y la antología que reúne a los ganadores de la edición, allí descubre que no el mejor premio sino el segundo le corresponde a Luis Antonio Sensini, que en realidad es Antonio Di Benedetto, un gran, grandísimo escritor argentino a los ojos de buen lector del escritor chileno. Ambos escritores entablan así una entrañable, breve y epistolar amistad. 
«Sensini surge de los motivos que podían impulsar a un crack de primera división, como Antonio Di Benedetto, a jugar en campos de tierra pelada de cuarta regional preferente, ¿no?»
 Sensini, el cuento que narra la conexión entre Di Benedetto y Bolaño, fue publicado por la editorial Anagrama en 1997 y obtuvo el premio Kutxa Ciudad de San Sebastián ese mismo año, con lo que recibe, según el propio autor, como cuento en sí, su razón de ser literaria, con la obtención de un premio real, «…cumpliendo la apuesta literaria, dándole la vuelta total a lo que en la obra se estaba contando».

« (…) yo más bien diría que porque escribí casi que la palmé»
« (…) yo más bien diría que porque escribí casi que la palmé»

El poeta y escritor Roberto Bolaño nació en Santiago de Chile en 1953. Durante su infancia un médico le recomienda dejar de leer por un tiempo debido a su exagerada afición a la lectura, pero el pequeño Bolaño hace caso omiso y a la fecha de su muerte, en 2003, da la impresión de haberlo leído todo. 
Cuando cuenta quince años su familia se traslada a México, en donde comienza a construir las bases de su universo literario. Allí también, junto con sus amigos y poetas Mario Santiago y Bruno Montané funda el movimiento infrarrealista, grupo que ejerce una fuerte crítica sobre el establishment literario mexicano.

Luego de la determinante experiencia mexicana, en 1977 Bolaño viaja y se instala en Barcelona. En España, primero en la capital catalana, luego en Girona y más tarde en Blanes (ciudad de la Costa Brava en la que pasaría sus últimos dieciocho años de vida) es en donde el escritor chileno vive y escribe en los momentos libres que le dejan los diversos oficios que desempeña para ganarse la vida. El reconocimiento masivo le llega a Bolaño unos años antes de morir, con la novela La literatura nazi en América (Seix Barral, 1996) merece por fin la atención de los monstruos de la industria, y con la monumental Los detectives salvajes (Anagrama, 1998) se posiciona como uno de los principales referentes de la literatura en lengua española. El libro, que recibe los premios Herralde de novela (1998) y Rómulo Gallegos (1999), es traducido a más de quince idiomas y recibe innumerables elogios por parte de escritores y la crítica especializada.

El café La Habana, en la esquina de las calles Bucareli y Morelos, colonia Juárez, México DF « (…) sabes que para poder robar libros tiene que juntarse el libro que quieres llevarte más la oportunidad para llevártelo».
El café La Habana, en la esquina de las calles Bucareli y Morelos, colonia Juárez, México DF « (…) sabes que para poder robar libros tiene que juntarse el libro que quieres llevarte más la oportunidad para llevártelo».

En el último tramo de su vida Roberto Bolaño escribe a contrarreloj la colosal novela 2666, obra inacabada de más de mil páginas que representa la genial despedida del narrador chileno, lo consagra como uno de los escritores más brillantes de su generación, lo catapulta como autor imprescindible. La obra publicada en 2004, considerada por voces autorizadas como la novela total, o como una gran novela de novelas, transcurre principalmente en México y recibe, en los años posteriores a su publicación, diversos galardones. Es 2666 el broche dorado de la prolífica e influyente obra del escritor nacido en el país pasillo.
Juan Villoro resalta que «Básicamente lo que él nos está diciendo es que las condiciones para que surja el arte son un coche Impala, una carretera en México, buscar una sacerdotisa, que se llama Cesárea Tinajero, avanzar rumbo a los desiertos del Sonora (…) y las cosas que sucedan en el camino van a ser los episodios necesarios para que surja el arte, lo que venga después ya no lo cuenta…»
Por su parte, Rodrigo Fresán describe el efecto movilizador de Bolaño, «muchos escritores jóvenes, o jóvenes que quieren ser escritores, lo que más me han dicho es que leen a Bolaño y le dan ganas de escribir. Me parece que ésa es la posteridad».

Extracto de la última carta poema a Vila-Matas: «Qué lugar Enrique (…) En algún lugar infinito se esconden, en un tiempo que nos es ajeno, que ni siquiera nos molestamos en mensurar, allí donde tiene una casa nuestro terror de alquiler»
Extracto de la última carta poema a Vila-Matas: «Qué lugar Enrique (…) En algún lugar infinito se esconden, en un tiempo que nos es ajeno, que ni siquiera nos molestamos en mensurar, allí donde tiene una casa nuestro terror de alquiler»

Una muestra con el título Archivo Bolaño recoge una mínima (pero significativa) parte de todo lo escrito por Roberto Bolaño entre los años 1977 y 2003, es decir durante su residencia en España. La exposición se encuentra en una de las tres salas que tiene el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), está comisariada por Juan Insúa y Valerie Miles y cuenta con el beneplácito de los Herederos de Bolaño. El recorrido por la obra del chileno (mexicano, blandense, finalmente latinoamericano) está dispuesto en forma de ele (L); un corredor que divide la producción narrativa y poética en tres etapas que coinciden con la estancia del escritor en Barcelona, Girona y Blanes: La universidad desconocida, Dentro del caleidoscopio y El visitante del futuro.
La intención de los expositores es que la visita se conciba como una investigación detectivesca y subraya la importancia derivada de la exhumación de gran cantidad de material inédito del escritor chileno. La muestra cierra sus puertas el 30 de junio, pocos días antes de cumplirse diez años desde la fecha de su muerte.

El colédoco es un conducto de la vía biliar originado de la fusión del conducto hepático común con el conducto cístico y que desemboca en la segunda porción del duodeno. 
« ¡Colédoco maldito! » solía decir Roberto Bolaño, refiriéndose al conducto de su hígado que cada tres semanas lo obligaba a exámenes y exámenes. Una insuficiencia hepática le provocaba la muerte el 15 de julio de 2003. Maldito colédoco.

Pocos días antes del golpe militar de 1973 Bolaño regresó a Chile para apoyar el proceso de reformas socialistas de Salvador Allende, y fue detenido cerca de Concepción. Ocho días después fue liberado gracias a que dos de los policías eran antiguos compañeros del escritor en el Liceo.
Pocos días antes del golpe militar de 1973 Bolaño regresó a Chile para apoyar el proceso de reformas socialistas de Salvador Allende, y fue detenido cerca de Concepción. Ocho días después fue liberado gracias a que dos de los policías eran antiguos compañeros del escritor en el Liceo.

Autor: Nacho Lopez

Nacho Lopez nació en el sanatorio Mitre un 19 de noviembre. Después, otro día, nació el escritor. En Buenos Aires cursó el primer año de Comunicación Social en un pequeño edificio, en la localidad de Merlo, que tuvo sus mejores épocas como bailanta tropical. Los años siguientes fueron en una antigua fábrica textil provista de aulas magnas con enormes ventanales industriales. Recordando a menudo esa extraño y noventoso modo de asignación edilicia argentino, ya en Barcelona, asistió a un puñado de cursos de narrativa en diversas aulas y bibliotecas de la ciudad condal, en la que actualmente vive y de la que a veces piensa con alivio: “ésta no va a poder conmigo”. Le gustan los libros, prefiere los de papel. Escribe en Verböten sobre libros o sobre la trascendencia de estos, sobre los autores de esos libros, acerca de su definitivo impacto.

1 opinión en “Roberto Bolaño a diez años de su muerte”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *