Nefando, Mónica Ojeda, Candaya, 2016.

Nefando, un libro de Mónica Ojeda

"¿Hay palabras para todo el silencio que vendrá?"

La autora de la novela La desfiguración Silva

Nefando (Candaya, 2016) es el gran y perturbador nuevo libro de la poeta y escritora ecuatoriana Mónica Ojeda (Guayaquil, 1988). La autora de la novela La desfiguración Silva (Premio Alba Narrativa 2014) y el libro de poemas El ciclo de las piedras (Premio Nacional de Poesía 2015) se abre un camino sólido en la literatura en español con esta novela polifónica, que resulta ser un buen instrumento para narrar lo indecible; una forma bella de decir aquello que nos cuesta mirar.

En un piso de Barcelona seis estudiantes cuecen sus proyectos: historias que desfilan constantemente por el borde de la moralidad. Tres de ellos, los hermanos Terán, diseñan un videojuego en línea para la deep web que transcurre en una habitación y cuyo argumento, al parecer indescifrable, se construye a partir de la violencia y los abusos sufridos por los propios creadores en el pasado. Y en las otras habitaciones se escribe una novela pornoerótica protagonizada por tres niños o se fantasea con la autocastración. Todas actividades que sin pensarlo atribuiríamos a personas monstruosas pero que, gracias a la pericia narrativa y argumentativa de Ojeda, se van acomodando indefectiblemente dentro de lo humano. He aquí uno de los grandes aportes de Nefando (me refiero al libro): lo deleznable, lo abyecto no es menos humano que todo lo demás. Y es justamente el carácter oscuro de la humanidad lo que actúa como nexo inexorable entre todos los mortales.

La novela es de estructura fragmentaria. Por un lado, alguien, a través de entrevistas, quiere averiguar quiénes y cómo crearon Nefando -el videojuego-, que muy rápidamente fue censurado y sin embargo -o por eso mismo- ya se ha transformado en un mito. Por otro, entradas descriptivas de los habitantes del piso de Barcelona en distintos momentos de sus propias historias. Finalmente, un muestrario de la pornovela escrita por Kiki Ortega y una especie de backstage de esa escritura, que a su vez nos permite sospechar que estamos ante los pasajes del libro que más pistas nos dan acerca de cómo fue el proceso de escritura de Mónica Ojeda.

“Ellos no fueron víctimas de una monstruosidad, sino de una humanidad; una humanidad abyecta que todos padecemos en nuestra carne y mente, con variaciones, claro, pero al final estamos conectados por esa misma naturaleza oscura, caótica, de carácter mítico, y lo paradójico es que ese nexo nos devuelve al mismo lugar de siempre: a la incertidumbre.”

Nefando es un libro valiente porque se mueve en terrenos y temáticas incómodas, y es precisamente en el campo de lo indecible donde la escritora ecuatoriana mejor se halla, pues pone toda su carne literaria en el asador y se apoya en una prosa poética prodigiosa para que incluso lo horroroso sea bonito de decir. Y luego de leer. Lo imposible, las escenas más desagradables, Mónica Ojeda lo embellece. Nadie sale igual de la experiencia lectora de Nefando. Definitivamente no se trata de un libro inocuo sino de uno cuya escritura era necesaria y cuya lectura no nos debemos negar.

Nefando, Mónica Ojeda
Candaya Narrativa 40, 2016
208 páginas, 16,00 euros

Autor: Nacho Lopez

Nacho Lopez nació en el sanatorio Mitre un 19 de noviembre. Después, otro día, nació el escritor. En Buenos Aires cursó el primer año de Comunicación Social en un pequeño edificio, en la localidad de Merlo, que tuvo sus mejores épocas como bailanta tropical. Los años siguientes fueron en una antigua fábrica textil provista de aulas magnas con enormes ventanales industriales. Recordando a menudo esa extraño y noventoso modo de asignación edilicia argentino, ya en Barcelona, asistió a un puñado de cursos de narrativa en diversas aulas y bibliotecas de la ciudad condal, en la que actualmente vive y de la que a veces piensa con alivio: “ésta no va a poder conmigo”. Le gustan los libros, prefiere los de papel. Escribe en Verböten sobre libros o sobre la trascendencia de estos, sobre los autores de esos libros, acerca de su definitivo impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *