Westworld, 2016.

Creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, con Anthony Hopkins y Ed Harris a la cabeza

Westworld, la nueva serie de HBO que explora la inteligencia artificial

Westworld, la última serie de ciencia ficción de HBO creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, se ha plantado, con apenas dos episodios emitidos, en las pantallas de todo el planeta. Esta nueva propuesta del canal estadounidense, basada en una cinta con el mismo nombre protagonizada por Yul Brynner en 1973, explora una vez más las posibilidades argumentales que ofrece la inteligencia artificial. El proyecto cuenta con la participación de super estrellas de la talla de Anthony Hopkins o Ed Harris y actores fetiche de este genero como James Marsden (Cyclops de X-Men). La serie promete, tanto a nivel intelectual como estético. Quizás es demasiado pronto para celebrar pero la mastodóntica apuesta de HBO nos invita a pensar que estamos ante una obra diferente.
Anthony Hopkins, Westworld, 2016.

Anthony Hopkins, Westworld, 2016.

Antecedentes históricos

La inteligencia artificial o, nuestra idea de ésta, lleva años explotándose comercialmente en casi todos los formatos. En 1995 Ghost in the Shell encontraba en el manga japonés el medio ideal para propagarse. I, Robot, del famoso divulgador científico Isaac Asimov, cobraba vida en 1950 en las páginas de un libro; su adaptación al cine, llegaba medio siglo después de la mano de Will Smith. Una caso similar al de la novela de Philip K. Dick Do Androids Dream of Electric Sheep? editaba en 1968 y que Ridley Scott inmortalizaría en la gran pantalla con el nombre Blade Runner. Ya en esta década, podríamos decir que los casos más sonados fueron Be Right Back, el tercer episodio de la británica Black Mirror y más recientemente, la premiada Her de Spike Jonze, el celebre cineasta estadounidense devenido a “perfumista”.
Aunque hemos enumerado unos cuantos títulos que como poco han dejado una marca en la cultura universal, la lista de fracasos es, muy nuestro pesar, demasiado extensa y, desafortunadamente,  tendremos que citar mas adelante.

Posters, Westworld, 2016.

Posters, Westworld, 2016.

Contexto: ¿Porqué Westworld ahora?

Es sabido que Hollywood, como toda gran industria, no deja nada librado al azar y “cajonea” proyectos hasta que el momento y sus circunstancias sean las adecuadas. Partiendo de esta premisa, habría que preguntarse el por qué de un lanzamiento como Westworld. Por aventurar un contexto podríamos decir que, si bien la temática IA no venía pisando fuerte en el celuloide, recientemente, una serie de hits mediaticos/científicos había sacudido el tejido sociocultural lo suficiente como para que los grandes estudios contemplasen seriamente apadrinar un proyecto de las características de Westworld. La proeza de AlphaGo, una de las apuestas de Google por la IA, al ganarle cuatro de cinco partidas de Go a uno de sus grandes maestros. La irrupción de los coches autómatas de Elon Musk y Google, o los inquietantes asistentes personales de telefonía móvil como Siri, Cortana o Google Now, se han celebrado por todo lo alto como un hito en la relación humano/maquina. A pesar de que el concepto de IA está presente en nuestra sociedad desde hace décadas, no ha sido hasta ahora —y gracias a su aplicación en tecnologías de uso popular como las mencionadas— que el término como tal ha terminado por asentarse y ha pasado a formar parte de nuestra cotidianidad.  Quizás, una lectura como esta, de los acontecimientos que van dando forma a nuestra sociedad, ha echado a andar la maquinaria hollywodense en esta nueva dirección.

Still, Westworld, 2016.

Still, Westworld, 2016.

Ed Harris, Westworld, 2016.

Ed Harris, Westworld, 2016.

¿Qué esperar de la IA y Hollywood?

Si hay algo que nos enseña la historia es que se repite, y Hollywood por supuesto no va a ser la excepción. ¿Qué a pasado con el resto de modas —véase extraterrestres, vampiros, zombies…—? lo de siempre, fueron clonándose y fusionándose una y otra vez, perdiendo por el camino calidad hasta agotar su ciclo vital, convirtiendo, en algunos casos, todo un genero en una caricatura de si mismo. Las naves de Battlestar Galactica se estrellaron en The Hundred; la sangre de True Blood se aguo con Buffy; los zombies de 28 Days Later se murieron por fin con The Walking Dead… La lista es interminable. De una forma u otra forma Hollywood se las arregla para convertir la idea más compleja y atractiva en un nuevo capítulo de Melrose Place.

James Marsden, Westworld, 2016.

James Marsden, Westworld, 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *